7 octubre, 2019

París, 10 cosas que no puedes perderte de la ciudad

Comparte

En este post, voy a hablar sobre la ciudad del amor y las 10 cosas que para mí eran indispensable de realizar durante nuestro viaje de 8 días en París. Como somos polifacéticos y nos gusta tanto disfrutar como niños pequeños y también nos gusta enriquecernos de cultura, la lista es muy completa. 

He realizado un ranking por orden de prioridad según el orden de importancia que yo le adjudico. Como me gusta darle intriga a la lista, empiezo desde el última hasta el primero.

10: Subir a lo alto de la torre montparnasse

Edificio con 210 metros de altura, solo superado en París por la Torre Eiffel con 300 metros. Aunque para mí me resulto más espectaculares las vistas desde esta. El precio para subir al Observatorio panorámico de la Tour Montparnasse es de 20 euros. Primero accedes al observatorio donde hay telescopios y un restaurante. Posteriormente subiendo las escaleras, accedes a la terraza en la cumbre de la Torre donde hay un bar donde tomar una copa con las mejores vistas. También existe la posibilidad de adquirir una entrada en la que puedes acceder por la mañana y por la noche; en un plazo mínimo de 48 horas entre visita y visita por el precio de 25 euros.

Decidimos subir a la Torre una tarde después de un chaparrón mañanero, por lo que puede que por eso nos lo encontráramos bastante vacío. Hartos de tanto bullicio de gente en las inmediaciones de la Torre Eiffel, el Museo del Louvre o Disneyland, nos resultó placentero el estar un buen rato tranquilos en el observatorio disfrutando de las vistas. Desde allí pudimos tener las mejores panorámicas de Los Invalidos y sus explanadas, el Sacre Coeur en lo más alto de Montmartre y los Campos de Marte con la Torre Eiffel.

 

 

9: Sentarse en una silla del jardín de las tullerías

Entre la Pirámide del Louvre y la Plaza de la Concorde se encuentra el Jardín de las Tullerías. Si tienes poco presupuesto para tu viaje, una solución para ahorrar es visitar los jardines y explanadas de París. A mi parecer el mejor de todos los jardines es el de las Tullerías. Estos están decorados con estatuas de bronce y con varias cuencas donde navegan patos y cisnes. El jardín esta repleto de sillas donde poder sentarse y relajarse con tus amigos, familiares o pareja. Puedes mantener una conversación tranquila fuera de los ruidos de vehículos y bares. En el jardín hay dos tipos de sillas, una que es normal, con respaldo recto y otra que tiene forma de butaca y su respaldo es un poco inclinado. Estas últimas son las que yo os recomiendo, son muy comodas. Coges dos sillas y te tumbas alrededor de alguna de las cuencas del jardín. Puedes pasarte horas viendo los patos acercándose para que le des comida, hablando o leyendo un libro. 

 

 

8: contemplar la catedral de notre dame

Aunque hemos tenido muy mala suerte cuando 3 semanas después de tener organizado el viaje, vemos en la televisión de que Notre Dame salia ardiendo, nos resulto imprescindible ir a visitar su fachada. La zona de la plaza y el parque Jean XXII están cerrados al público de momento. Por lo tanto la única zona donde se puede contemplar la Catedral ahora mismo es desde el puente des Coeurs o también un poco más alejado desde el puente Saint-Michel. También puedes caminar alrededor del Sena para ver la zona de atrás aunque en estos momentos se encuentra repleta de andamios y grúas.

Fue una decepción no poder ir a visitar el interior de la Catedral, pero como consuelo realizamos una visita a la Sainte Chapelle. Esta capilla se encuentra a muy poca distancia de la catedral. Fuimos a visitarla un domingo que la entrada es gratuita. La segunda planta de la Sainte Chapelle es fascinante, con sus vidrieras de escenas bíblicas y sus reliquias. Más de 30 minutos no tardarás en realizar la visita, aunque al ser gratis tendrás que esperar un poco de cola al entrar.

 

 

7: Visitar el palacio de versailles

Si viajas a París para varios días, os recomiendo de que un día lo reservéis para hacer una excursión a Versailles. El Palacio de Versailles se encuentra a 45 minutos- 1 hora de la ciudad, dependiendo de donde te encuentres. Para llegar en tren tendrás que tomar el RER C que te deja en la Gare de Versailles Château Rive Gauche y a pocos minutos andando se encuentra el Palacio. La entrada al Palacio incluyendo los jardines y una audioguía para la zona del interior del palacio es de 20 euros. La visita te podrá llevar el día completo aunque llegues a la hora de apertura. El Palacio abre sus puertas a las 9:00 de la mañana y cierra el acceso a las 17:30 de la tarde.

En mi opinión la zona del  interior del Palacio no es el mayor de los atractivos que este tiene. Me gustaron más sus inmensos jardines donde te puedes pasar horas y horas caminando y disfrutando de ellos. Existe la posibilidad de alquilar una bicicleta o un buggy para poder ver todos los jardines en un menor tiempo. Nosotros estuvimos caminando por todos sus bosques, recorriendo sus cuencas y poco tiempo nos dio de dar un vistazo al pequeño Trianón de Marie-Antoinette. Si realizas la vísita un martes o un viernes hay espectáculos de jardines musicales que se van realizando en intervalos del día.

 

 

6: Tumbarse en el campo de marte

La Torre Eiffel es el símbolo de París y de Francia por lo que hay que disfrutar lo máximo de ella. Detrás de ella se encuentra el parque del Campo de Marte con senderos, arboles y un abundante césped donde tumbarse delante de la Torre. Mi recomendación es coger una manta, comprar unos crêpes, un paquete de macarons y una botella de vino, y tumbarse tranquilamente en el césped. También hay una zona de juegos y un teatro de marionetas para que disfruten los más pequeños. Es otra opción de disfrutar de la ciudad, si tienes un presupuesto bajo.

 

 

5: Subir al arco del triunfo

Uno de los símbolos de París es el Arco del Triunfo de París. Este se encuentra en la Place Charles de Gaulleque es una rotonda gigante que tiene conexión con 12 avenidas. Todas dan a parar al Arco por lo que es una zona donde suele haber mucho tráfico. Debido a tanto tráfico el acceso se realiza por un túnel hasta llegar al centro de la plaza, donde podrás acceder al interior del Arco. La entrada cuesta 12 euros y puedes comprarla en la taquilla el mismo día o adquirirla on-line en su sitio web.

Una vez que estás dentro subirás por una escalera de caracol unos 50 metros. La verdad es que cansa un poco, aunque existe la posibilidad de tomar un ascensor reservado para personas mayores o con minusvalía. Una vez que llegas a la cumbre las vistas son fantásticas. Puedes ver la Torre Eiffel a poca distancia, un poco más alejado puedes ver el barrio de Montmartre con el Sacre-Coeur en su cumbre y también la Catedral de Notre Dame. Lo que más me gustó, fue ver las lineas perfectas de cada una de las 12 avenidas encontrándose en un mismo punto. 

De todas las avenidas que llegan a su encuentro, la más popular es la avenida de los Campos Elíseos. Se encuentra llena de tiendas, restaurantes, teatros y centros comerciales. Nosotros una vez terminamos la visita caminamos toda la avenida hasta llegar al Jardín de las Tullerías, visitando algunas tiendas que nos llamaron la atención.

 

 

4: disneyland parís

Si aún eres un poco niño y te has criado con las películas de Disney, disfrutarás como el que más en este parque temático. Nosotros invertimos 2 días de nuestro viaje en visitarlo. Compramos las entradas con antelación en la web de Disneyland París. Adquirimos una que incluía la visita sólo al parque de Disneyland París que nos costó 51 euros cada una para acceder un día entre semana. Y compramos otra entrada para acceder tanto al parque de Disneyland París, como al Walt Disney Studios. El precio de esta última era algo más elevado, fueron 71 euros y su visita tenía que ser un día entre semana. LLegar al parque desde París es bastante sencillo, solo tienes que buscar una estación cercana con conexión con la linea RER A y tomar el tren dirección Marne la Vallée-Chessy, te bajas en esta última parada y te encuentras al lado del parque.

Disneyland es un mundo de magia en el que nunca te cansas de caminar, ese día el cansancio no existe. Decidimos ir dos días porque resulta casi imposible poder ver los dos parques en un mismo día. El punto negativo del parque son las colas de las atracciones. Existe un pase exclusivo llamado Fast Pass con el que esperaras menos tiempo en las colas de las atracciones. Nosotros no tuvimos ese pase y en dos días nos dio tiempo de montarnos en prácticamente todas las atracciones. 

También disfrutamos del magnífico espectáculo que se encuentra en estos momentos en Disneyland París del Rey León. El musical que dura aproximadamente una media hora nos gustó bastante como todo lo relacionado con el Rey León en general. Y como estuvimos dos días también disfrutamos dos días del espectáculo nocturno final que se realiza en el Castillo de la Bella Durmiente. Es un momento de bastante tristeza cuando abandonas el parque sabiendo que pasará algún tiempo sin volver.

 

3: Visitar el museo del louvre

Probablemente el museo de arte más popular del mundo. Su obra más popular la Monalisa de Leonardo Da Vinci, hace que todos los días este museo reciba muchos visitantes. Es importante si vas a acceder al museo comprar las entradas con bastante antelación para evitar las colas de la entrada. El precio de la entrada general para acceder al Museo del Louvre es de 17 euros

La visita al museo puede durar bastante tiempo, nosotros teníamos nuestro pase para acceder a las 10:30 de la mañana y terminamos de visitar todo el museo sobre las 16:00 de la tarde. Este consta de 4 plantas repletas de salas llenas de pinturas, esculturas, antigüedades de Oriente Próximo, artes del Islam…. Antes de ir por libre por el museo tienes que hacer una pequeña cola de espera para ver la Monalisa. Particularmente pienso exactamente igual que la mayoría de las personas, existen obras más bellas que esta. Además una vez que llega tu turno para verla solo tienes aproximadamente unos 30 segundos para observarla. La que seguramente sea la segunda obra más importante del museo es la Venus de Milo se encuentra en la planta 0 en la sala 345. 

El símbolo del museo es sin duda su pirámide. Una vez que se termine la visita puedes sentarte un rato alrededor de esta y verás que te encontrarás a muchas personas realizándose una foto simulando que tocas el pico de la pirámide con la mano.

 

2: el trocadero y la torre eiffel

El primer lugar al que nosotros fuimos, fue a las explanadas del Trocadero para ver desde allí la Torre Eiffel. Nosotros tuvimos la mala suerte de que en la fecha que estuvimos, en los jardines del Trocadero estaban montando un escenario en mitad de su fuente, por lo que no pudimos disfrutar en su totalidad de ellos. Es la zona donde se realiza la mítica foto de París con la Torre Eiffel de fondo. 

También es indispensable en tu visita a la ciudad, subir a lo alto del símbolo de la ciudad y de Franciala Torre Eiffel. Su precio es de 25,50 euros por persona hasta la cima, subiendo en ascensor. Mi recomendación es de que compréis las entradas con bastante antelación ya que es muy probable de que no podáis adquirirla en taquilla.

En mi opinión subir la Torre es obligado ya que es el mayor símbolo, aunque no es lo que marcará tu viaje. Las vistas son fantásticas, con la única pega que al estar en la Torre Eiffel, no se puede ver la propia Torre.

 

1: Montmartre

Si hay un barrio en París que simboliza su ambiente bohemio, ese es Montmartre. Existen muchísimos puntos de interés y cosas que realizar en este barrio. Por ejemplo; ver el Moulin Rouge, un famoso cabaret del s.XIX con decoración de Belle Époque que por la noche con sus luces encendidas es bastante bello de ver. El muro de los te amo, que es un muro en el que esta escrito en todos los idiomas la frase te quiero. Además, sus calles junto con sus bares y tiendas y sobre todo las que hacen esquina son muy fotogénicas

En particular me gusto mucho la Place du Tertreconocida también como la plaza de los artistas. Esta se encuentra llena de retratistas, pintores y dibujantes por lo que el ambiente que se respira me encantó. El borde de la plaza se encuentra lleno de restaurantes para comer observando el ambiente de la plaza, aunque comer os puede resultar algo caro. 

Pero sin duda la zona emblemática del barrio es la de la basílica del Sacre-Coeur. Este templo blanco se encuentra en lo alto del monte, en la parte más alta de París. Delante de la basílica se encuentra el parque Louise-Michel donde muchas personas se tumban y descansan en sus explanadas inclinadas. Desde los miradores de la basílica se pueden contemplar unas fantásticas vistas de la ciudad de París. Sus barandillas se encuentran repletas de candados que los enamorados colocan como símbolo de amor.

 

    Aquí os dejo el enlace de nuestro viaje organizado en TripAdvisor; Viaje a París, TripAdvisor. Espero que os hay gustado el Post.

 

Indica si te gusta esto
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *